Guía de Viaje de Molokai

Aloha y bienvenidos a Molokai, conocida también como "la isla amigable". Si usted busca simplicidad, belleza, tranquilidad y playas inmaculadas, Molokai es su isla. No va a encontrar luces de tráfico, edificios altos ni clubes nocturnos aquí. Molokai es un destino tranquilo con una población de aproximadamente 8.000 residentes quienes viven con espíritu aloha.

Geografía y Clima

Molokai se encuentra a 137m (449 pies) sobre el nivel del mar. Al igual que las restantes islas hawaianas, Molokai goza de una temperatura placentera todo el año de alrededor de 23.8°C (75 F), con noches un poco más frías durante los meses de invierno. Los vientos alisios combaten al sol fuerte.

En la costa norte de Molokai, se sentirá más cerca del cielo en el medio de majestuosos acantilados de roca volcánica, mientras observa el paisaje de los valles de Pelekunu y Wailau. En la zona oeste de Molokai, los turistas disfrutan un paisaje único que parece no haber cambiado a pesar de los cientos y hasta miles de años. Estanques antiguos y otros sitios arqueológicos llaman a la curiosidad y permiten a los visitantes espiar a las civilizaciones antiguas que tiempo atrás proliferaron en esta isla. Las caminatas en Molokai son incomparables; con increíbles paisajes, caminos en zigzag y santuarios tropicales.

El pueblo principal de la costa sur de Molokai es Kaunakakai, refleja su puerto de piñas con una rica evidencia histórica. Mauna Loa, un pueblo que antiguamente se dedicaba a las plantaciones de piña (ananá) y que se ubica en el lado oeste de la isla, es el lugar perfecto para una caminata por las tiendas pintorescas y las galerías de arte. Asegúrese de visitar el Royal Kapuaiwa Coconut Grove, el último árbol de coco plantado por el Rey Kamehameha V en 1860.

Playas

Disfrute del sol en cualquiera de las diversas costas de Molokai. Molokai es adorada por sus playas solitarias y aisladas tales como Papohaku Beach; la playa de arenas blancas más larga del estado. Visite Kawakiu Beach, al noroeste, un ejemplo estelar de la privacidad que podrá encontrar en esta isla. Si usted quiere acampar, Papohaku Beach Park y One Alii Beach Park permiten tiendas de campaña y cuentan con baños y duchas. Aquí en Molokai, usted encontrará playas grandes y pequeñas, con arenas blancas y arenas negras. Los surfistas que gusten de los retos apreciarán las olas que tienden a golpear la zona oeste durante el invierno. Para los que prefieren las aguas calmas para nadar y relajarse, Murphy Beach y Sandy Beach no los decepcionarán. Los buceadores disfrutarán de los espectaculares paisajes del único arrecife de coral de la costa norte.

Kalaupapa

Durante su visita a Molokai, no debe perderse la colonia de leprosos Kalaupapa en la península Makanalua, en la costa norte de Molokai. Luego de una incontrolable epidemia de la enfermedad de Hansen, los leprosos fueron forzados al aislamiento en este sitio de la isla de Molokai. Rodeado de mar por tres costados y en el cuarto costado por gigantes acantilados, Kalaupapa es lo más aislado que se pueda imaginar. Kalaupapa fue operado por el sacerdote belga Padre Damien y otros quienes dedicaron sus vidas sin pensar en los riesgos de contraer lepra. Hoy en día, Kalaupapa funciona como un Sitio histórico nacional y es hogar de un puñado de pacientes leprosos. Viaje hasta aquí a pie o en mula y experimente estos recuerdos solemnes del cuidado desinteresado y curativo que se transpira aquí.

Hacienda Molokai

La hacienda Molokai, la cual una vez fue un próspero negocio de ganado que funcionó por más de cien años, cubre un tercio de la superficie total de la isla con sus preciosos 53.000 acres. Aquí los paniolos, los vaqueros hawaianos, siguen montando a caballo y trabajando en las tareas antiguas que practicaban sus ancestros. En ningún otro lugar de Hawaii podrá encontrar tantas actividades juntas en un mismo espacio de tierra. Visite el zoológico de la hacienda de Molokai con su única colección de animales exóticos, o pase una jornada como un verdadero cowboy. Experimente El Rodeo Paniolo, donde los cowboys comparten sus conocimientos o acompañe a los paniolos a caballo por la hacienda Great Molokai. La herencia de los paniolos en Molokai ha influenciado a generaciones enteras no sólo en esta isla sino en todo Hawaii.

¿Qué hace que Molokai sea única?

Molokai es especial para esos turistas que buscan una isla simple, sin restricciones e inspiradora. Venga a Molokai para conocer sus maravillosas y desiertas playas y olvídese del reloj. Venga a Molokai por la ausencia de centros comerciales, elevadores y servicios de fast-food desde su auto. Se dice que Molokai es como Hawaii hace 50 años atrás. En la zona rural de Molokai, usted encontrará pescadores y granjeros dedicados a cuidar la tierra bajo sus pies y a proteger a las aguas costeras de la contaminación. El ritmo es más relajado, dependen del campo para vivir. La salvaje isla de Molokai es el lugar perfecto para encontrar su centro, para redescubrirse y abrazar la verdadera esencia de la naturaleza.