Bodyboarding en Hawaii

Un deporte entretenido para surfistas principiantes

Algunas personas dicen que no se puede visitar Hawaii ni vivir en las islas sin haber intentado practicar surf. Mientras el arte del Surf (surfing) toma mucho tiempo y esfuerzo, el bodyboarding permite a los que recién comienzan, disfrutar inmediatamente sin la necesidad de tomar clases especiales.

El diseño de las tablas

Las tablas de bodyboard son pequeños y rectangulares trozos de espuma sintética que generalmente tienen 1.10 m de largo. La mayoría de los bodyboarders se deslizan sobre las olas tumbados sobre sus tablas; a esto se le llama "prone". También se puede practicar de pie sobre la tabla.

El centro de la tabla está fabricado con polipropileno o poliestireno, es decir, con plásticos diferentes. Cada uno da a la tabla cierta flexibilidad. El centro está adherido a unas barras rígidas de plástico o fibra de vidrio que aumentan la rigidez de la tabla. El plástico que recubre la tabla es más suave, le da a la tabla un mejor agarre.

Las tablas de bodyboard

Una de las ventajas de las tablas de bodyboard es que son más pequeñas y livianas que las tablas de surf, lo que hace que el riesgo de heridas por parte de la tabla se reduzca. Además, pueden ser transportadas fácilmente en un automóvil e incluso en el transporte público. Si además cuenta con una funda tipo mochila, podrá caminar y andar en bicicleta cómodamente con su tabla. Las tablas de bodyboard son accesibles; el precio medio de una tabla para principiantes va desde USD 20 a USD 80. En Hawaii pueden conseguirse en locales de surf y supermercados.

Orígenes del surf

El surf de pie se originó en los comienzos del siglo XX. Duke Kahanamoku, el padre del surf, es el responsable del renacimiento de este deporte en Hawaii, después que fuera prohibido por los misioneros, quienes pensaban que el surf era inmoral, hedonista y significaba una pérdida de tiempo. Pero mucho antes de que el surf de pie comenzara, los polinesios se deslizaban por las olas tumbados sobre sus tablas, a las que llamaban Paipos y medían menos de 1.20 m de largo.

El inventor del bodyboard

El bodyboard moderno, tal como lo conocemos hoy en día, fue inventado por un californiano llamado Tom Morey en 1971, mientras estaba en la isla de Hawaii. Morey puso marca registrada al nombre Morey Boogie en 1973. En 1977, Morey producía alrededor de 80.000 Boogie Boards por año.

El equipamiento necesario

El bodyboarding no require mucho equipamiento. Lo único que se necesita es la tabla y un par de aletas. El tamaño de la tabla no es crucial. Igualmente, las tablas más pequeñas son mejores para las personas de baja estatura y viceversa. El largo óptimo puede definirse si la tabla apoyada en el suelo llega al ombligo. Las aletas deben ser de talón abierto, ya que las de talón cerrado tienden a salirse frente a las olas más fuertes.

Para las personas que sufren de ampollas en los pies, las medias de neopreno pueden ser una solución. Es conveniente contar con correas ajustables a la cintura para no perder la tabla en el agua. Algunas mujeres encuentran más cómodo utilizar trajes de baño de una pieza, ya que los bikinis pueden perderse en el agua o correrse de lugar.

Cómo practicarlo

La técnica básica del bodyboarding es fácil. Cuando se comienza a remar (paddling), la cabeza y el pecho no deben tocar la tabla. Las caderas deben tocar el borde trasero de la tabla. Es más eficiente mantener las aletas bajo el agua mientras se patalea y cuando se toma una ola, los codos deben mantenerse en la tabla.

Los principiantes normalmente consideran extenuante remar cuando las olas son grandes y son arrastrados cuando las olas los desbordan. Un método efectivo para evitar el empuje de la ola es llamado "el pato" lo que significa que uno debe sumergirse bajo la ola. Para ejecutar este método, uno debe apoyarse con toda la fuerza sobre el tercio delantero de la tabla, hundiéndolo bajo el agua con los brazos casi extendidos; al mismo tiempo se debe usar una rodilla para empujar la parte trasera de la tabla bajo el agua. Tanto la tabla como el cuerpo deben estar lo más sumergidos que se pueda.

Éstas son técnicas muy básicas para principiantes. Aunque algunos consideran que el bodyboarding es mucho más fácil que el surf, toma el mismo tiempo convertirse en experto en cualquiera de los dos deportes. Eso ocurre porque el bodyboarding tiene más trucos que el surf y hay más variedades de maniobras posibles. Para los expertos es algo aburrido el hecho de enfrentar una ola en línea recta.

Protocolo del bodyboarding

El bodyboarding no es solo diversión, también es un muy buen ejercicio. Este deporte fortalece los brazos, piernas, caderas y abdomen. Igualmente no debe ser practicado entre las 11 a.m. y 3 p.m., ya que la intensidad del sol es muy fuerte en esas horas y es más fácil sufrir quemaduras solares. Un buen consejo para los principiantes es no mantenerse muy cerca de los surfistas, ya que pueden atropellarlos. Asegúrese de estar familiarizado con las reglas básicas del surf. Cruzarse en el camino de un surfista puede ser peligroso ya que pueden chocar uno con el otro.

Los principiantes deben prestar atención a las mareas, también. Durante la marea baja, el bodyboarding puede ser peligroso ya que los arrecifes están próximos a la superficie y sus bordes afilados pueden causar grandes cortes. Si se produce un corte, no importa que sea pequeño, lo primero que hay que hacer es salir del agua antes de comenzar a atraer a los tiburones. Después, es importante desinfectar la herida ya que el coral es un animal, y las bacterias que habitan en él pueden causar infecciones si penetran la piel por la herida.

Si usted es un principiante precavido, el bodyboarding es un deporte entretenido que puede ser disfrutado todos los días que el surf sea bueno. Es un buen ejercicio, aclara la mente de los pensamientos estresantes y puede ser disfrutado por cualquiera que adore el agua.